imagen perros humanizados¿Habéis visto alguna vez a algún perro vestido como un auténtico payaso paseando con sus dueños? ¿Perros a los que sus propietarios no les permiten pisar el suelo de la calle para que no se ensucien las patas? ¿Perros que comen sentados en la mesa?

Pues todas estas situaciones pasan y por desgracia, más de lo que nos imaginamos. Las acciones que acabo de describir son, quizás, llevadas al extremo, pero existen otras formas más sencillas de humanización y tan perjudiciales como las anteriores.

Para empezar, voy a daros la definición exacta de antropomorfismo según la R.A.E.

El Antropomorfismo canino, consiste en atribuir a los perros cualidades y características humanas. Por ejemplo, vestirlos de novios y casarlos, celebrar sus cumpleaños, o sin ir más lejos, asignarles un sofá o sillón dentro de la casa.

En principio, tendemos a pensar que no hay ningún problema en este tipo de situaciones y en realidad, un caso aislado no les perjudica. El problema radica cuando por el hecho de pensar que es parte de la familia (cosa en la que estoy totalmente de acuerdo), tienen las mismas necesidades que nosotros. Un perro, como tal, no debe ser tratado como un humano, al igual que nosotros no debemos ser tratados como un perro. Y el por qué es muy sencillo; nuestras necesidades son diferentes y por tanto nos desnaturalizamos provocando problemas de conducta y alteraciones psíquicas.

Otro ejemplo muy claro de humanización canina es pensar que son rencorosos, y sobre esto recibo multitud de consultas. ¿Cuántos habéis pensado que vuestro perro os destroza la casa cuando los dejáis solos como método de venganza por no haberle permitido ir con vosotros? La realidad está lejos de vuestras teorías…El perro es un animal gregario (de grupo) y están genéticamente programados para vivir en manada. Si desde cachorro no le enseñáis a quedarse solo, porque os da pena cuando llora, llegará el momento en que el conflicto se convertirá en una patología pues desarrollará ansiedad por separación. Rompen muebles, ladran, aúllan y se hacen sus necesidades dentro de casa como respuesta a un cuadro de ansiedad, no para vengarse.

También encontramos los casos en el que los propietarios alimentan a sus mascotas a base del menú diario de casa. Si les preguntas por qué lo hacen, la respuesta es principalmente la misma; consideran que es muy aburrido comer siempre pienso, que nuestra comida es más sabrosa y por supuesto…”es que me mira con esa carita…me da mucha pena”. Con esta práctica, no le hacemos ningún bien a nuestros perros, todo lo contrario. Los piensos contienen todos los nutrientes necesarios para su metabolismo. Sin embargo, nuestra comida está llena de aditivos y sustancias que su organismo no puede digerir provocando intoxicaciones, problemas renales, obesidad e incluso estrés y ansiedad.

Entonces ¿cuál es la mejor forma de mimar a mi perro? Desde aquí os invito a mejorar vuestra relación con ellos a través del juego, los paseos, el deporte y la disciplina. Una vida ordenada y llena de estímulos es el mejor regalo que podéis hacer a vuestros amigos peludos!

Feliz jueves a tod@!!!

 

María Morales Martínez

Educadora y terapeuta canina

2 comentarios en “La humanización de los perros

  1. Gran articulo Maria! Me ha trasladado tres años atras cuando tratamos la ansiedad por separacion de Maestro Astilla… que gran trabajo hiciste!!
    Un besito

  2. Hola Carlos! El trabajo fue vuestro! Yo solo os ayudo y os oriento pero la recuperación del Maestro Astilla fue gracias a vuestra constancia y trabajo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*
Website

*