falsos mitos sobre perros

El perro, se convirtió en animal de compañía hace ya 10.000 años cuando el ser humano descubrió que se podían establecer lazos afectivos entre ambos y que, además, servían como herramienta para cazar. Desde entonces, ciertos mitos y leyendas se han creado sobre ellos y que con el tiempo han sido desmentidos.

Hoy vamos a ver alguno de ellos, que muchos de vosotros aún seguís escuchando como consejo de algún vecino, amigo o conocido.

1. Las perras deben parir al menos una vez en su vida para evitar tumores de mamas. No existe ningún estudio que demuestre esta afirmación. Sin embargo, si está científicamente demostrado, que las hembras, que han sido esterilizadas (castradas) antes de su primer celo, reducen notablemente la probabilidad de contraer cáncer de mamas.

2. Los perros ven en blanco y negro. Rotundamente falso. Sí es cierto que no ven las imágenes tan nítidas como nosotros y que su gama cromática es de dos colores (amarilla y azul) mientras que la nuestra es de tres (rojo, verde y azul). Os invito a que visitéis el artículo anterior, “Los perros no ven en blanco y negro, ¿Sabes cómo ven?, donde tratábamos el tema para que podáis profundizar un poco más.

3. El doberman se vuelve loco cuando cumple 5 años.  Esta raza se creó en los años 80 del siglo XIX, y este falso mito surgió por el carácter agresivo de los primeros ejemplares.  La leyenda decía que el cerebro del doberman seguía creciendo mientras su cráneo no, y la presión provocaba la locura del animal. Obviamente ésto es completamente incierto. Para romper esta falsa leyenda sobre el crecimiento del cerebro de forma desmesurada, voy a explicaros que se trata de una enfermedad llamada encefalitis. Se trata de una inflamación del cerebro probablemente causada por una infección. Esta enfermedad puede darse en cualquier animal y de cualquier raza. Tendrá cura o no, dependiendo de la causa que lo provoque, pudiendo provocar la muerte del animal en cuestión de días.

4. La saliva del perro es curativa. Cuando nuestro animal se ha hecho una herida, podemos observar cómo se lamen, compulsivamente, la zona afectada. El motivo por el que hacen ésto, es para calmar el picor o el escozor, pero la realidad es que no se hacen ningún bien, sino todo lo contrario. La lengua del perro es áspera y el lamido, lo único que consigue es aumentar la gravedad de la herida. Además, la boca del perro es la zona de su organismo que más bacterias acumula. Por tanto, su saliva es de todo, menos curativa. 

5. Cada año del perro son 7 humanos. Ésto es completamente falso. La edad del perro, dependerá en gran medida, del tamaño del mismo. La esperanza de vida de los perros pequeños es mucho mayor que la de los perros de gran tamaño. Si queréis ampliar la información sobre este tema, os invito a leer un artículo que escribí anteriormente, “Sabes cuántos años tiene tu perro”, que conseguirá que os quede todo muy claro. 

6. Cuando el perro tiene la nariz caliente o seca, tiene fiebre. Falso.  El estado de la nariz del perro, depende, por un lado, de los factores ambientales; temperatura, humedad… Por otro lado, puede que el animal esté deshidratado si está enfermo y no le apetece beber o simplemente no ha tenido acceso al agua. También existen lesiones en la piel que pueden provocar sequedad, como la queratosis.

7. El moquillo se contrae por bañarlo antes de ser vacunado y se cura poniendo un hierro ardiendo en su nariz o trufa. Este horrible y macabro mito lo he escuchado miles de veces y está fuertemente arraigado. El moquillo, es una enfermedad viral que contraen principalmente los cachorros que no han sido vacunados. La forma de transmisión es a través de las mucosas y no a través del baño. Si tu cachorro está sucio, puedes bañarlo siempre y cuando lo hagas con agua tibia y lo seques correctamente. Respecto a que la curación del moquillo es a través de una quemadura con un hierro incandescente en la trufa del perro, como comprenderéis, es una aberración. Es más que obvio que una enfermedad de origen viral, no puede ser curada con una práctica tan poco científica y absurda.

Muchos de estos mitos ya los habréis escuchado alguna vez y puede que tuvierais serias dudas al respecto. Si conocéis otros mitos o leyendas sobre el perro, podéis colaborar con nosotros haciéndonos llegar vuestros comentarios. Estaremos encantados de atenderos!

Feliz martes perrer@s!

María Morales Martínez

Educadora y terapeuta canino.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*
Website

*