vinculoTras la pregunta ¿Por qué mi perro me ignora cuándo le llamo?…deberíamos plantearnos, ¿Hemos establecido un buen vínculo con él?

Establecer un vínculo sano con tu perro, va más allá de la simple convivencia y los mimos. Se trata de establecer una relación basada en el respeto, la confianza y el cariño. Es decir, el mutuo entendimiento.

Ni el perro más adiestrado del mundo, tendrá un buen vínculo con su guía o propietario, si los puntos anteriores no se han trabajado desde el principio de la relación.

¿Cuáles son las pautas a seguir?

  • Crea sus rutinas: Los perros son animales de rutinas. Sabiendo lo que va a ocurrir en cada momento del día, se sienten más tranquilos y por tanto los niveles de ansiedad son nulos. La incertidumbre, desequilibra al perro.
  • Establece la jerarquía: Ésto, que a tantos os preocupa, es más fácil de lo que pensamos si lo hacemos bien desde el principio. El perro debe conocer cuál es su posición dentro del núcleo familiar y ello se consigue, siendo firmes con las normas establecidas pero sin violencia, mostrando seguridad en nuestra manera de actuar (la expresión corporal), utilizar el principio de “todo cuesta algo”. Es decir, antes de cualquier acción, debe obedecer la orden que le demos. Como por ejemplo, sienta, quieto, etc…
  • Los paseos: A veces, confundimos éste concepto. No se trata sólo de soltar al perro y se canse de correr y jugar con otros perros de forma descontrolada para que se desfogue. Aunque esta actividad está muy bien, debemos participar en los paseos. Enseñándole a caminar sin tirar de la correa, cambia de dirección constantemente para que aprenda a seguirte y a centrar su atención en ti.
  • Los momentos de juegos: Son muy valiosos para ellos. Dedica un rato al día en jugar con él y aprovecha ésta situación para enseñarle a devolver el juguete a la orden.
  • No le des órdenes ni le hables constantemente: Tanto si nos excedemos en los mimos, como si estamos todo el día dándole órdenes, lo único que conseguiremos es que el perro se sature de nuestra compañía. Ésto sólo provoca desmotivación y desinterés.
  • El adiestramiento: te ayudará a controlar una mala conducta, guiarlo a la hora de establecer las normas y a ganar la autoridad. Aunque es un punto muy importante para crear un vínculo en común, debemos compensarlo con el resto de los puntos anteriormente expuestos.

Si te gusta lo que has leído o tienes dudas, te invito a que nos dejes un comentario y compartas  esa duda con todos nosotros!

Feliz jueves perrer@s!

María Morales Martínez

Educadora y Terapeuta Canino.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*
Website

*