Existe una leyenda urbana sobre que los perros aúllan cuando escuchan una sirena porque la persona que va dentro ha fallecido…

¿Qué tiene de realidad o ficción esta leyenda?

Obviamente es pura ficción… La causa es la gran similitud existente entre el sonido de la sirena con el aullido de otro perro.

Si observáis, el aullido es contagioso. Cuando un perro comienza a vocalizar, probablemente el perro de tu vecino se contagie. Es la forma que tienen de comunicarse entre todos los de su especie, incluido el lobo.

¿Por qué aúlla el perro/lobo?

Cuando el perro aúlla, quiere comunicar a otros congéneres que algo está ocurriendo…Por ejemplo, la presencia de un extraño, su propia presencia porque se ha perdido o algún otro incidente. Como respuesta, el otro le devuelve el aullido. Es comunicación pura y dura.

¿Por qué confunden la sirena con el aullido?

Aunque el sonido en sí que emiten las sirenas de emergencia es diferente, la manera en que lo hacen, es similar. El sonido es repetitivo, a gran volumen y variando su frecuencia de aguda a grave. Esta similitud provoca la respuesta del animal de manera instintiva.

Veamos el siguiente video de dos perros que se contagian el aullido:

Y ahora, la reacción de otro perro aullando con las sirenas:

Como veis, esta teoría tiene una explicación mucho más empírica que la antigua leyenda sobre que los perros aúllan a las ambulancias porque en su interior el paciente ha fallecido. Lo único que puede tener de verdad, es que cuando un animal o su dueño está herido o fallece, el perro puede optar por aullar para comunicar a los demás que necesita ayuda. En éste caso,  el apego, del que en tantas ocasiones hemos hablado ya, es el causante de esta reacción en el perro.

Feliz jueves perrer@s!

María Morales Martínez

Educadora y Terapeuta Canino

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*
*
Website

*