Como cada año, con la llegada de la primavera y la subida de las temperaturas, empiezan a aparecer las primeras temidas orugas procesionarias.

Son conocidas coloquialmente como procesionarias del pino y su aspecto es el siguiente:

imagen procesionaria del pino

 

Tal y como su nombre indica, se encuentran en los pinares, aunque también podemos encontrarlas en zonas con otro tipo de vegetación porque, como todos los seres vivos, la especie evoluciona y se adapta a nuevos hábitats.

Son fáciles de reconocer porque casi siempre van formando una hilera y por tanto muy llamativas para los perros. “la curiosidad mató al gato” (o al perro ;))

Estas orugas tienen su cuerpo cubierto de finos pelillos que contienen una toxina como mecanismo de defensa, y que liberan cuando son molestadas provocando inflamación, picor e irritación, pudiéndose incluso necrosar la zona afectada.

¿Qué hacer si nuestro perro entra en contacto con estas orugas?

La reacción debe ser inmediata ya que el tiempo va en contra de ellos. Si tenéis acceso a agua templada, lo primero es enjuagar el hocico abundantemente y acto seguido acudir al veterinario de urgencia para que atiendan al animal con el tratamiento correspondiente.

Los síntomas son fáciles de reconocer ya que observaréis como vuestro perro intentará rascarse el hocico o la zona afectada para calmar el picor y el escozor. También puede provocar tos o estornudos si los pelillos le entran por inhalación por las fosas nasales o la garganta. Esta situación es muy peligrosa ya que la inflamación de las mucosas puede obstruir las vías respiratorias.

 

 

 

 

 

Como siempre, la mejor cura es la prevención. Os recomiendo observar bien las zonas por dónde paseáis a vuestros perros y si observáis que existe una plaga, podéis comunicar la incidencia al ayuntamiento de vuestra localidad.

Feliz martes perrer@s!!!

María Morales Martínez

Educadora y terapeuta canina

 

2 comentarios en “Las temidas procesionarias del pino

  1. Buenas María, hoy mismo he pensado en esto al pasear con la bici, ¿sigue siendo peligroso aun estando muertas?
    Muchas gracias!
    PD: Un gran, gran, gran trabajo este blog

  2. Hola Panky! Si, la toxina se encuentra en sus pelillos por tanto, aunque estén muertas, pueden ser muy peligrosas. Incluso los pelillos que están suspendidos en el aire pueden provocar picor y escozor.
    Un saludo!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*
Website

*