Alzheimer en perros¿Existe el Alzheimer en los perros? En términos veterinarios es el equivalente al síndrome de disfunción cognitiva. Se trata de una enfermedad neurodegenerativa que puede afectar a los perros geriátricos (generalmente a partir de los 8 años en adelante).

Sintomatología:

  • Desorientación.
  • Reducción progresiva de la memoria.
  • Dificultad en aprendizaje.
  • Disminución de la percepción y la conciencia.

Estos síntomas, pueden provocar que el animal deje de interactuar con el núcleo familiar, aislándose cada vez más. Se sienten desorientados porque les cuesta recordar donde viven y con quien.

Con el tiempo, van perdiendo los hábitos que han ido adquiriendo a lo largo de su vida. Por ejemplo:

  • Su horario de salida: No debéis regañarles si empiezan a hacer sus necesidades de nuevo en casa. Están desorientados y pueden responder de manera agresiva si se sienten amenazados o, por otro lado, confundirlos y deprimirlos más aún.
  • Alteración del ciclo del sueño: pueden pasar la noche deambulando por la casa.
  • Horario de comida: debemos estar pendiente de que coman y beban lo necesario para no empeorar la situación.

Además, dejan de responder a estímulos que antes llamaban su atención, así como también olvidan órdenes ya aprendidas.

Tratamiento:

Existen fármacos que retardan la degeneración progresiva de la enfermedad y mejoran la calidad de vida del animal, pero no tiene cura.

Junto a la medicación, debemos poner en práctica las siguientes recomendaciones que ayudarán al animal a ralentizar y paliar la disfunción cognitiva:

  • Enriquecimiento ambiental: juegos interactivos y ejercicios que supongan un reto para él a cambio de una recompensa.
  • Práctica de ejercicios de obediencia que ya conozca: sentado, tumbado, quieto…
  • Evita cambios bruscos dentro de su entorno para que no se desoriente.
  • Aumenta las salidas a la calle para que no olvide que allí debe hacer sus necesidades.
  • Realiza ejercicio físico de forma moderada con él, a última hora de la tarde, para que descanse mejor por las noches.
  • Enriquece su dieta con ácidos grasos y antioxidantes. Existen piensos específicos en el mercado para perros geriátricos.

Resumiendo, si tu mascota sufre esta enfermedad, una vida rutinaria y la estimulación mental son la clave para retardar o evitar el proceso degenerativo del síndrome de disfunción cognitiva.

Recordad que podéis contactar conmigo ante cualquier duda. Estaré encantada de ayudaros!

Feliz Jueves perrer@s!

María Morales Martínez

Educadora y terapeuta canino.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*
Website

*